HISTORIA

Reseña histórica de la Escuela Militar de Aeronáutica

Es el año 1913 el que encuentra el génesis del Arma Aérea en nuestro país, es cuando se crea la Escuela Militar de Aviación. Anteriormente a esta fecha habían existido varios intentos infructuosos de crear un institutito capaz de brindar instrucción referente al medio aéreo, el cual tenía un desarrollo muy reciente a nivel mundial.

La actividad aérea con aparataos más pesados que el aire comienza en 1904 en Norte América, con el vuelo de los hermanos Wright.

En estos inicios es el francés Marcel Paillette, quien en esos tiempos se encontraba en Argentina brindando instrucción a las Fuerzas Armadas Argentinas , quien gracias a las gestiones del gobierno uruguayo, y por iniciativa del Ejército Nacional, llega a Uruguay en 1913 para tener una actividad de vuelo durante tres meses. El objetivo era fundar una escuela de vuelo en la localidad de “Los Cerrillos” e instruir a los primeros orientales en el arte del pilotaje de aeronaves. Tuvo como primeros alumnos a grandes precursores de nuestra Aviación Nacional, tales como al Capitán Boiso Lanza y al Alférez Berisso entre otros.

El tiempo transcurrió entre demoras por motivos climatológicos, entre otras, y parecía que los intentos de hacer realidad la Escuela de Aviación Militar no tenían efecto. Así transcurrieron los tres meses, que por contrato tenía Paillette con el gobierno uruguayo, en este período no se logra completar ningún curso, y las partes no lograron un nuevo acuerdo para continuar la instrucción. La escuela de Los Cerrillos se diluyó luego de su efímero comienzo, no sin antes dejarnos una gran hazaña en la materia aérea. El Cap. Boiso Lanza y el Alf. Cesáreo Berisso, en un acto de rebeldía y determinación, se proponen despegar por su cuenta y demostrar que los orientales podían volar. El último, es quien consigue despegar con un avión ‘Farman’ y sobrevuela Montevideo, aterizando en la playa Malvín, luego de una hora y cincuenta minutos de vuelo. Hecho histórico siendo el Alf Beriso el Primer Oriental en volar solo en una aeronave más pesada que el aire.

Los siguientes años transcurren con relativa calma hasta que en junio de 1915 se designa al Tte. 2° Cesáreo Berisso y al Alf. Esteban Cristi, así también como a los Ttes. 1ros. J. M. Boiso Lanza y A. Sáenz Lacueva, para cursos de instrucción de vuelo en Argentina y Chile respectivamente. Su actuación fue notable, luego de un año, volvieron los cuatro luciendo los distintivos de Piloto Aviador Militar en su pecho, lo que generó una gran expectativa en el incipiente Espíritu Aeronáutico Oriental.

El 20 de noviembre de 1916 se crea por Ley la Escuela Militar de Aviación, siendo su primer sede el Centro Militar y Naval en la calle 18 de Julio.

DIRECTOR, INSTRUCTORES Y ALUMNOS FUNDADORES DE LA ESCUELA MILITAR DE AVIACIÓN DE 1916

Director:

Tte. 1° Juan Boiso Lanza

Instructores:

Tte. 1° Adhemar Saenz Lacueva
Tte. 2°Cesáreo L. Berisso
Alf. Esteban Cristi

Alumnos:

Tte. 1° Salvador Gandolfo
Tte. 1° Tydeo Larre Borges
Alf. José Luis Ibarra
Alf. Alfonso Montero Pérez
Alf. Efraín González Conzi
Alf. Alfredo Rinaldi
Alf. Nicolás Larroca
Alf. Alberto Demichelli
Alf. Coralio Lacosta





Los cuatro primeros instructores de la Escuela Militar de Aviación fundada en 1916 que fueron: Berisso, Boiso, Cristi y Saenz Lacueva.

En 1917 el Ejército compra un campo de 37 hectáreas sobre camino Mendoza, en Montevideo, donde actualmente está situada la Base Aérea “Cap. Boiso Lanza” sede del actual Comando General de la Fuerza Aérea. Justamente, el Tte 1º. Boiso Lanza y el Tte. 2º Beriso, fueron los pioneros que dieron continuidad a la Escuela de Los Cerrillos luego de haber recibido el brevet de Piloto Aviador Militar, los acompañan en la nueva empresa el Tte.1º Saenz Lacueva y el Alf. Cristi como los primeros Instructores Escuela Militar de Aviación. En ese tiempo la escuela preparaba a sus primeros nueve alumnos. Los Castaibert 912, 913 y 914 junto a un biplano Farman constituyeron la flota original de la Escuela del Aire, Escuela que permanece hasta nuestros días. La instrucción con los nueve pioneros continuó hasta rendir sus frutos el 18 de febrero de 1918, cuando surgen nuestros primeros Pilotos Aviadores de la Escuela Militar de Aviación.

Un importante hecho ocurrido en estos albores de la actividad aérea, fue el período de instrucción que el Capitán Boiso Lanza tuvo en 1918 en Francia. Fue en la Escuela Militar de Aviación de Pont Long donde fallece en el último vuelo requerido para otorgarle el Diploma de Aviador Militar, el 10 de agosto de 1918 en un avión Nieuport XI, transformándose de esta forma en el primer mártir de la Aviación Nacional.

La Escuela Militar de Aviación continua con sus cursos ininterrumpidamente en la misma locación, hasta que en el año 1937 toma posesión de los campos asignados en la localidad de Pando, donde se desempeña hasta nuestros días. La inauguración oficial del predio se realiza el 20 de noviembre de ese mismo año y toma el nombre de Base Aérea “General Artigas”.













Historia de nuestro gimnasio

Para muchos de los que transitamos por este instituto, no nos es esquiva la historia de cada una de nuestras instalaciones, y en este caso en particular nos referiremos al hangar que se convirtió en un gimnasio y que pasó de pertenecer a la aerolínea Air France a ser un lugar donde los Oficiales, Cadetes y el Personal de la Unidad cumplen a diario con su desarrollo físico.

Air France, llamada en sus principios “Companie Générale D´Entre Prises Aeronautique”, fundada en 1918 por el Ing. Pierre Latécoére, compañía que se ocupaba en la entrega de correspondencia, y tenía sus rutas en el sur de Europa. En 1928 se extiende hasta Argentina, llegando al “cono sur” por medio de “avisos rápidos” (barcos pequeños y rápidos de la época) con destino a la ciudad de Recife (norte de Brasil).

La primera idea era unir Toulouse (Francia) y Buenos Aires siendo éste el centro de operaciones en América del Sur, extendiéndose hasta el Paraguay y luego hacia el sur argentino. Su extensión era tal que tuvieron que comprar nuevos campos para aeródromos; siendo así que es la primera línea aérea que tiene aeródromos propios en la historia. Uno de ellos era el de Pando a partir de 1928, actual Escuela Militar de Aeronáutica.

El campo fue reconocido primero por vía aérea por el gran piloto y fundador de la aviación civil, Ángel S. Adami, y luego por tierra. Buscaron un nuevo aeródromo más grande que Melilla y lejos de Boiso Lanza porque querían hacer los vuelos nocturnos, como cuenta el piloto y escritor Antoine de Saint-Exupéry en su libro “Vuelo Nocturno”.
Pero el que dio el “sí” para que compraran este campo fue el gran piloto y fundador de la aviación comercial mundial, Jean Mermoz. Ahí se crea la Compañía Aeropostal Uruguaya para poder comprarle ese campo.

El hangar se comenzó a construir a finales de 1928 y se terminó a mediados de 1929 (las piezas fueron traídas desarmadas de Francia). Y luego se construyó el “satiment 6 por 40”, así se llamaba a la construcción de material con techos de zinc y alero, de cada lado con medidas de 6 metros de ancho por 40 de largo; donde se instalaron los alojamientos, enfermería, depósitos, sala de operaciones, etc. Pero uno de los arribos más importantes fue el de Antoine de Saint-Exupery, en 1930. Este campo pasó a ser propiedad del Estado en el año 1937, para construir la actual E.M.A. Por este Hangar pasaron desde aviones franceses modelo “Late”, aviones Construcción del hangar por parte de la Compañía Francesa Vista de frente del hangar con un avión francés Late 28 de pasajeros en su interior. 59 trimotores de pasajeros, hasta planeadores alemanes remolcados por autos en el año 1937 hasta 1940.

En el año 1978 el director del instituto. en ese momento, decidió darle un nuevo uso a esta construcción que era parte de la historia de la aviación mundial comercial, convirtiéndolo en gimnasio, y se demolió el “satiment”, dejando sólo sus cimientos para recordar sus distinguidas dimensiones.